Imprimir

Dislexia / Disgrafía / Disortografía

Publicado en Gabinete

Dislexia

        Como sabemos la dislexia afecta de forma importante a los procesos de lectoescritura, pero hay algo que debemos tener en cuenta, tenemos que abandonar la idea de dislexia por sí sola. Aquí también debemos establecer los protocolos adecuados, es decir, evaluar escrupulosamente los procesos que atañen a la lectoescritura como son los procesos perceptivos cognitivos que se orientan hacia la atención, la memoria, la concentración, la percepción y agudeza visual, los motores, en torno a la forma de coger el lapicero, como realiza un agrafía o letra, como se sitúa a la hora de hacer la tarea, los procesos semánticos (entender lo que lee), sintácticos (escribir de forma adecuada), léxicos (ruta directa o fonológica) y planificadores (dar cohesión a un  texto ofreciendo una información ordenada).

Disgrafía

        También contamos con las pruebas psicométricas necesarias para determinar con qué tipo de dislexia nos vamos a enfrentar por lo que  debemos trabajar para adaptarnos de forma específica  a su necesidad de manera que vamos a tratar esta alteración sin perder de vista otros factores culturales, emocionales tan importante para su   aprendizaje y desarrollo de forma integral o  global.

         Es importante diferenciar entre un chico/a que tiene dificultad al escribir las palabras y que pueden producirlas oralmente de manera correcta o puede que lo hagan de forma incorrecta e incluso que escriban correctamente y tengan dificultad en lo que compete a la expresión oral.

         Cuando hay dificultades a la hora de presionar sobre el papel o ejercitar movimientos estamos ante una disgrafía.

         Cuando está alterada su ruta fonológica la relación grafema-fonema hace una lectura global y es habitual que no pueda deletrear ni descifrar dando lugar a diversas dislexias o disgrafías.

         Cuando tiene alterado el acceso a la lengua escrita la lectura suele ser más lenta y suele producir errores gramaticales.

         Si tienen alterada ambas rutas, es decir, la fonológica y la ruta visual cometerán errores, estaremos ante una dislexia y una disgrafía y dislexia evolutiva mixta o central profunda.

        También se producen dislexias en el plano semántico, en torno al significado y la comprensión de lo leído.      

      Disortografía

        Por el contrario, cuando su origen no está relacionado bajo aspectos cognitivos, intelectuales o de discriminación visual estamos ante una alteración específica de la ortografía, pero teniendo en cuenta que esta puede ser producida teniendo en cuenta distintos niveles de gravedad que van desde la simple omisión o confusión de normas ortográficas o  faltas de ortografía como consecuencia del desconocimiento o negligencia de las mismas hasta las relacionadas con la correspondencia entre los fonemas y grafemas que dan lugares a confusiones, errores de omisión, cambio de letras, sílabas o palabras, adiciones, sustituciones…

Centro Colaborador con la Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Educación.