Imprimir

Enuresis

Publicado en Menú Superior

Enuresis

     Para tratar la enuresis nocturna lo primero que debemos analizar es si se trata de enuresis funcional u orgánica, aunque esta última viene a ser menos frecuente y nos tendríamos que poner en manos del pediatra o al urólogo cuando las micciones son dolorosas, existe algún tipo de infección o simplemente hay incapacidad para iniciar y cortar el flujo de orina.

     El tratamiento de los pacientes enuréticos puede efectuarse de dos formas: mediante medicamentos, labor evidentemente realizada por los médicos y bajo previo estudio del caso y la modificación de conductas que es la que nosotros vamos a aplicar durante el proceso.

     Siempre es importante recabar toda la información que podamos a través de cuestionarios, entrevistas o escalas realizadas tanto al niño/a como a los padres para determinar las causas de origen, además, se valorará si se ha controlado en algún momento o no el control de esfínteres, si estamos ante una enuresis nocturna o diurna, es importante conocer la frecuencia de micciones en un tiempo determinado.  Si se ha producido un hecho traumático en su entorno familiar, social o escolar o bien es asociada al nacimiento de un hermano desviando la atención de los padres hacia el recién nacido, si ha habido otros casos en la familia, cuales son los métodos utilizados por la familia para la corrección del problema, averiguar si padece miedos o fobias y conocer finalmente el grado de motivación e implicación acerca del problema por parte del niño/a y de los padres

     Teniendo en cuenta que esta situación puede tener consecuencias tales como cambios de actitud, conductas disruptivas, vergüenza, enfados injustificados; nuestra respuesta gira en torno a un tratamiento e intervención integral del problema en todas sus facetas.

Centro Colaborador con la Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Educación.